Invierno

La noche del 21 de Diciembre nos reunimos nuevamente alrededor del fuego para dar la Bienvenida al Invierno, agradeciendo todo lo aprendido en el año y cada día, dejándonos fluir, compartiendo, escuchando y tocando tambores.

A partir de ese momento, pese a la fuerza del sistema que insiste en mantenernos en las compras y empanches navideños, nos encuevamos, nos quedamos más ratito en el hogar, con mantita, sillón y libro.

Toca hibernar, aunque sean unos días, unas semanas, toca seguir los ritmos de la Naturaleza.

Tamos pa'dentro